Mucho espacio para transportar casi todo.

La fotografía muestra un quad subiendo mediante una rampa a la caja de carga de la Clase X de Mercedes-Benz.

Mucho espacio para transportar casi todo.

Bicicletas de montaña, balas de heno, una motosierra y mucho más. En la caja de carga de la Clase X, robusta y fácil de limpiar, puede cargar sin problemas objetos sucios, húmedos o polvorientos, con una longitud de hasta 1.587 mm. Incluso entre los pasarruedas, la base de la caja de carga es lo suficientemente ancha como para cargar un europalet normalizado en posición transversal. Para que la carga permanezca en su sitio, las paredes laterales de 475 mm de altura cuentan con dispositivos integrados para la sujeción de la carga. Gracias al peldaño en el paragolpes trasero, es más fácil acceder a la base de la caja de carga para asegurar la mercancía. La caja de enchufe de 12 V permite conectar aparatos eléctricos como, por ejemplo, herramientas. Adicionalmente, la iluminación de los 4 LED sirve de ayuda para cargar y descargar en la oscuridad.