El SL Roadster.

La emoción ha vuelto.

Historia


Hitos de la historia del automóvil.

El SL es un vehículo deportivo emblemático, y ha sido siempre uno de los automóviles más codiciados de su época.

Historia


Hitos de la historia del automóvil.

El SL es un vehículo deportivo emblemático, y ha sido siempre uno de los automóviles más codiciados de su época.

La imagen muestra dos bólidos de competición SL del año 1952.
La imagen muestra dos bólidos de competición SL del año 1952.

El «Alas de gaviota» tiene sus orígenes en el automovilismo.

El 300 SL (W 194) es el primer bólido de competición nuevo fabricado por Mercedes-Benz tras la Segunda Guerra Mundial. La denominación también es nueva: SL son las siglas de súper-ligero.

El bastidor tubular en celosía de nuevo desarrollo combina un peso reducido con máxima rigidez a la torsión, pero hace inviable el uso de puertas convencionales. La solución es montar puertas que se abran hacia arriba. Así es cómo nace el «Alas de gaviota». En 1954 el 300 SL «Gullwing» (W 198) enlaza con este éxito.

En la imagen puede verse un Mercedes-Benz SL Roadster del año 1957.

Casi tan fascinante como volar.

Los biplaza descapotables gozan de gran popularidad a finales de los 50. En 1957, el 300 SL Roadster toma el relevo del legendario «Alas de gaviota», haciendo posible la conducción a techo descubierto en la categoría de los deportivos de altas prestaciones.

El bastidor tubular en celosía sigue configurando la estructura portante del roadster. Sin embargo, los laterales más bajos permiten incorporar puertas convencionales, con bisagra en la parte delantera, un requisito indispensable para que el vehículo pueda ser descapotable.

En la imagen puede verse un Mercedes-Benz SL «Pagoda» del año 1963.

Santuario de los amantes de la conducción a cielo abierto.

En marzo de 1963, Mercedes-Benz presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra el 230 SL (W 113). Este modelo define un nuevo estándar del placer de la conducción deportiva, fruto de la combinación de potencia con confort y máxima seguridad.

El 230 SL sale a la venta en tres ejecuciones diferentes: roadster con capota plegable, coupé con techo rígido y combinación de ambas variantes. Debido a la curvatura del techo rígido hacia el interior, que recuerda a los templos asiáticos, el 230 SL recibe al poco tiempo el apodo de «Pagoda».

La imagen muestra un Mercedes-Benz SL de la serie R 107 del año 1971.

Un clásico innovador.

A partir de 1971, la serie R 107 prosigue de forma sistemática la evolución hacia un biplaza confortable y al mismo tiempo potente. El 350 SL de 1971 es el primer SL con motor de ocho cilindros.

Sus 147 kW (200 CV) permiten acelerar de 0 a 100 km/h en nueve segundos. El depósito de combustible está protegido contra la corrosión y va montado por encima del eje trasero. Otra novedad es el volante de cuatro radios con placa de amortiguación de amplia superficie y manillas en forma de estribo, para impedir que las puertas se abran de forma descontrolada.

La imagen muestra un Mercedes-Benz SL de la serie R 129 a partir de 1989.

Admirablemente deportivo.

La capota de lona se abre y cierra en 20 segundos con solo apretar un botón, lo que supone un enorme avance en el capítulo del confort.

Esta generación de modelos concentra numerosas primicias mundiales. Entre otras, los asientos de diseño deportivo con cinturones de seguridad integrados, la capota plegable totalmente automática y el paravientos para evitar corrientes de aire al circular a techo descubierto. El motor V8 de cuatro válvulas y 5,0 litros del 500 SL desarrolla 240 kW (326 CV) y permite una conducción sumamente deportiva.

En la imagen puede verse un Mercedes-Benz SL del año 2001.

El roadster más potente del mundo.

La técnica, el diseño y el equipamiento mejoran sensiblemente. A diferencia de sus predecesores, este SL lleva siempre consigo el techo rígido.

El techo retráctil se abre y cierra pulsando un botón —incluso mediante el telemando— en solo 16 segundos. En 2004 irrumpe el SL 65 AMG como nuevo modelo tope de gama. Sus 612 CV (450 kW) y 1.000 Nm lo convierten en el roadster de mayor potencia y par del mundo.


Más sobre la historia:

Déjate inspirar por la apasionante historia del SL y experimenta personalmente el encanto de los vehículos históricos de Mercedes-Benz en maravillosas rutas por Alemania, Italia o Francia.


Más sobre la historia:

Déjate inspirar por la apasionante historia del SL y experimenta personalmente el encanto de los vehículos históricos de Mercedes-Benz en maravillosas rutas por Alemania, Italia o Francia.

Classic Car Travel


Descubre carreteras de ensueño al volante de un SL clásico.

En las rutas «Classic Car Travel» descubrirás, al volante de modelos de época de Mercedes-Benz, los pintorescos parajes toscanos, las fantásticas rutas de la Provenza o los fascinantes enclaves de la historia automovilística protagonizados por Mercedes-Benz, en Baden-Württemberg.

Classic Car Travel


Descubre carreteras de ensueño al volante de un SL clásico.

En las rutas «Classic Car Travel» descubrirás, al volante de modelos de época de Mercedes-Benz, los pintorescos parajes toscanos, las fantásticas rutas de la Provenza o los fascinantes enclaves de la historia automovilística protagonizados por Mercedes-Benz, en Baden-Württemberg.

Disfruta del paisaje de ensueño de la Provenza a bordo de un Mercedes-Benz SL histórico.

Disfruta de la más pura distinción automovilística y de un lenguaje formal de elegancia intemporal, con sofisticados elementos cromados. El tacto y la fragancia evocan aventuras pasadas. Con paradas en establecimientos selectos, que te deleitarán con sus especialidades culinarias. Te brindamos la posibilidad de vivir tu pasión de forma relajada, probando diferentes modelos de época. Un equipo profesional te acompañará en el viaje por rutas escogidas con esmero.

Diseño


Silueta intemporal y proporciones clásicas de roadster.

Elegancia en su forma más pura y al mismo tiempo más deportiva. Incluso vanguardista, si se combina con la AMG Line. El SL es un icono de la automoción, y no ha perdido nada de su actualidad.

Diseño


Silueta intemporal y proporciones clásicas de roadster.

Elegancia en su forma más pura y al mismo tiempo más deportiva. Incluso vanguardista, si se combina con la AMG Line. El SL es un icono de la automoción, y no ha perdido nada de su actualidad.

Confort


EL SL no oculta sus cualidades.

Confort


EL SL no oculta sus cualidades.

La imagen muestra el SL Roadster de Mercedes-Benz visto desde arriba.

Basta con pulsar un botón para abrir o cerrar en menos de 20 segundos el techo retráctil. Y si no luce el sol, el SL se adapta sin problemas.

Gracias al techo retráctil panorámico con MAGIC SKY CONTROL podrás apreciar la sensación de conducir a techo descubierto, incluso si está cerrado. Para una vivencia de conducción muy particular, en todo momento y en cualquier lugar. La calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF y el paravientos eléctrico hacen que el conductor de un SL pueda disfrutar de la conducción a cielo abierto, casi en cualquier temporada del año.

Seguridad


La agradable sensación de conducir un Mercedes-Benz.

Descubre los modernos sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción del SL Roadster.

Seguridad


La agradable sensación de conducir un Mercedes-Benz.

Descubre los modernos sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción del SL Roadster.

Aspectos destacados de la seguridad:

La imagen muestra el SL Roadster circulando por una carretera.

Aspectos destacados de la seguridad:

  • Sistema PRE-SAFE®
  • Asistente activo de distancia DISTRONIC
  • LED Intelligent Light System
  • Asistente de frenado activo