• Diseño

    Un refugio para pilotos.

    La imagen muestra el interior del Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio.
    La imagen muestra la zaga del Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio en una vista lateral.
    La imagen muestra el Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio en una vista frontal.

    Un refugio para pilotos.

    Materiales selectos con un acabado exquisito. Elementos de mando futuristas. El habitáculo del Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio es un lugar al que, una vez conocido, se desea siempre volver. Un elemento técnico destacado: el puesto de conducción widescreen, formado por el cuadro de instrumentos y el visualizador de medios.

    El volante AMG Performance de 3 radios forrado en napa se distingue por su diseño deportivo y su tacto seguro. Con las levas de cambio es posible cambiar a mano de relación y practicar una conducción deportiva. El diseño completamente nuevo de la zaga, incluyendo un elemento difusor y los embellecedores dobles específicos de AMG para el sistema de escape conmutable AMG Performance, es garantía de una presencia imponente.

  • Técnica

    A las puertas del cielo. Y ceñido al asfalto.

    La imagen muestra un escorzo frontal del Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio.

    A las puertas del cielo. Y ceñido al asfalto.

    Quien ya ha alcanzado la cima busca vivencias fuera de lo común. Con el Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio puede experimentarlas cada día. La llamativa silueta con la línea lateral descendiente ligeramente hacia atrás es una promesa de sensaciones intensas en cada desplazamiento.

    Gracias a AMG DYNAMIC SELECT y a los cuatro programas de conducción de serie, usted mismo puede determinar la intensidad de la vivencia, desde confortable y deportiva o muy deportiva hasta individual, a la medida de su propio estilo. El exclusivo programa adicional «RACE» —disponible tanto para el cabrio como para el coupé— transmite sensaciones de automovilismo deportivo con respuestas rápidas, un nivel de régimen más alto y cambios más rápidos. Y acelera el pulso a cotas insospechadas.

    Apto para máximas prestaciones: el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros del Mercedes-AMG S 63 4MATIC+ Cabrio está estrechamente relacionado con el motor del superdeportivo Mercedes-AMG GT R. Con sus 450 kilovatios<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> (612 CV) y 900 Nm<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> define un nuevo referente de potencia y par motor. Equipa el acreditado sistema de sobrealimentación biturbo, en el que los turbocompresores no están situados en el exterior de las bancadas de cilindros, sino en la V formada por estas. Este principio básico permite una estructura compacta del motor y una respuesta más espontánea de los turbocompresores.