• Mercedes-AMG 63 4MATIC+

    Abierto a las sorpresas. Y preparado para todo.

    Abierto a las sorpresas. Y preparado para todo.

    Un motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros con 350 kW (476 CV)<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> de potencia y un impresionante par motor de 650 Nm<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> propulsa con ímpetu al Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ SUV. El vehículo se mueve con soltura en cualquier entorno, ya sea el tráfico urbano o campo a través; y con su amplio maletero, cuyo volumen puede incluso triplicarse abatiendo los asientos, afronta sin problemas cualquier tarea de transporte, desde la compra en el supermercado hasta los pesados equipos para disfrutar del tiempo libre.

    En un verdadero Mercedes-AMG no puede faltar el sonido característico. El equipo de escape opcional AMG Performance garantiza en el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ SUV una acústica inconfundible. No menos llamativo, y uno de los aspectos destacados del vehículo, es el sistema de escape con dos embellecedores cromados en la salida doble de escape.

    Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ en escorzo frontal fuera del asfalto.

    Motor V8 biturbo de 4,0 litros del Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ en un taller técnico.

    El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros transmite su fuerza al tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL+, el componente clave para una agilidad impresionante, una capacidad dinámica de aceleración transversal y máxima tracción. Para dominar con seguridad esta enorme fuerza se equipa el vehículo con un equipo de frenos de alto rendimiento AMG con discos compuestos. Los cuatro programas de conducción conocidos «Individual», «Comfort», «Sport» y «Sport+» se completan con el programa «Calzada resbaladiza». Todos ellos pueden seleccionarse a través de interruptor AMG DYNAMIC SELECT.

  • Mercedes-AMG 63 S 4MATIC+

    Race Utility Vehicle.

    Race Utility Vehicle.

    Tanto en carretera como campo a través, el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ impresiona con su despliegue de potencia en cualquier terreno. No es un Sports Utility Vehicle. Es un Race Utility Vehicle. El tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+ con suspensión neumática de tres niveles acredita la aptitud del SUV para la conducción a diario. Si no es suficiente con el generoso espacio de carga del vehículo, siempre se puede hacer uso del asistente para remolque, que resulta de gran ayuda a la hora de maniobrar con el SUV.

    El deportista más destacado en su categoría es el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros, que desarrolla en el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ 375 kW (510 CV) de potencia<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> y un par máximo de<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> 700 Nm. Una energía extraordinaria, dominada cuando es necesario por el equipo de frenos AMG de alto rendimiento con discos compuestos.

    Puesto de conducción del Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ SUV.
    Cadena cinemática del Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ en un taller técnico.

    Tanto en el tráfico urbano como campo a través, el conductor domina sin esfuerzo el Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ SUV gracias al volante AMG Performance forrado en napa con levas de cambio y, opcionalmente, con AMG DRIVE UNIT para los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT. El sistema de infoentretenimiento MBUX —equipado de serie con TRACK PACE— se maneja de forma intuitiva y asegura el entretenimiento adecuado en cada viaje.

    Un aumento en 25 kW (34 CV)<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> y en 50 Nm<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan de acuerdo con el Reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p> en comparación con el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ acredita con solvencia el nivel de potencia y prestaciones del modelo S. El cambio deportivo de 9 marchas SPEEDSHIFT MCT AMG, el tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL+ y el diferencial autoblocante AMG en el eje trasero regulado por vía electrónica trabajan aquí en perfecta armonía. La experiencia de conducción puede personalizarse con el conmutador AMG DYNAMIC SELECT y cinco programas de conducción específicos AMG. Una novedad absoluta es el programa «Calzada resbaladiza».