El GLC F-CELL.

El primer vehículo eléctrico del mundo con propulsión eléctrica por pila de combustible y batería se encuentra en fase de preserie.

El GLC F-CELL.

El primer vehículo eléctrico del mundo con propulsión eléctrica por pila de combustible y batería se encuentra en fase de preserie.

Mercedes-Benz presenta en la edición 2017 del Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Fráncfort el modelo de preserie del nuevo Mercedes-Benz GLC F-CELL, la siguiente etapa en la hoja de ruta hacia una conducción exenta de emisiones.

Mercedes-Benz presenta en la edición de este año del Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Fráncfort modelos de preserie del nuevo Mercedes-Benz GLC F-CELL, la siguiente etapa en la hoja de ruta hacia una conducción exenta de emisiones. La tecnología EQ Power del nuevo modelo eléctrico previsto para la producción en serie supone una doble aportación a la electrificación de la familia de automóviles Mercedes-Benz, pues en el futuro combinará por primera vez en todo el mundo la innovadora técnica de pilas de combustible con el suministro eléctrico por batería en un vehículo híbrido enchufable: la versión eléctrica integral del apreciado SUV «repostará» hidrógeno y electricidad.

Los 4,4 kg de hidrógeno transportados a bordo ponen a disposición del modelo de preserie energía suficiente para alcanzar una autonomía de hasta 437<p>Medición en presencia de la asociación certificadora TÜV.</p> km en el ciclo normalizado europeo. Al mismo tiempo, el conductor del modelo F-CELL se beneficia de una autonomía de hasta 49 km en el ciclo normalizado europeo que ofrece la batería de iones de litio de gran capacidad. La potencia de propulsión asciende a 147 kW y brinda una combinación ideal de dinamismo y placer de conducción sin emisiones directas.

Singular: movilidad eléctrica basada en dos pilares.

Avanzando hacia una nueva era de la movilidad eléctrica: la inteligente concepción del vehículo de Mercedes-Benz combinará en el futuro por primera vez en todo el mundo la innovadora técnica de pilas de combustible con el suministro eléctrico por batería en un vehículo híbrido enchufable.

Singular: movilidad eléctrica basada en dos pilares.

Los vehículos presentados en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) constituyen una primicia mundial, pues combinan por primera vez en un automóvil eléctrico la tecnología de pilas de combustible con una batería de iones de litio como fuente adicional de energía, que puede recargarse externamente como un modelo híbrido enchufable. Ambas fuentes de energía interactúan inteligentemente e impulsan el motor eléctrico para brindar un elevado placer de conducción sin emisiones directas. La elevada autonomía, el repostaje rápido, una potencia de 147 kW (200 CV) y la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción con funciones específicas para este tipo de propulsión acreditan en los modelos presentados que el GLC F-CELL será un vehículo eléctrico totalmente apto para la conducción a diario y para el uso por parte de familias con hijos.

Planificación perfecta: hacia la producción en serie.

Mercedes-Benz presenta en la edición 2017 del Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Fráncfort el modelo de preserie del nuevo Mercedes-Benz GLC F-CELL, la siguiente etapa en la hoja de ruta hacia una conducción exenta de emisiones. Además de hidrógeno, la versión eléctrica integral del SUV «repostará» electricidad.

Planificación perfecta: hacia la producción en serie.

Daimler está ultimando los preparativos para la producción en serie del Mercedes-Benz GLC F-CELL. La actual flota de vehículos de prueba sirve a los ingenieros de Mercedes-Benz para dar los últimos e importantes pasos en la ruta que lleva al comienzo de la producción. En la actualidad se están evaluando conceptos de distribución específicos para cada mercado, entre ellos también un modelo de alquiler. El SUV con plena idoneidad para la conducción diaria y para familias se fabricará en Bremen, al igual que el GLC con propulsión convencional.

La infraestructura es decisiva.

H2.LIVE: la app para los conductores «ecológicos». La app H2.LIVE muestra el estado actual de todas las estaciones de servicio con surtidores de hidrógeno de Alemania e informa sobre futuros desarrollos.

La infraestructura es decisiva.

Un requisito ineludible para la aceptación de la movilidad eléctrica es la existencia de una infraestructura adecuada, que cubra la totalidad de los mercados. En todo el mundo se está impulsando la instalación de estaciones de carga eléctricas y de estaciones de servicio con surtidores de hidrógeno. Existen ya numerosas posibilidades para recargar la batería de los vehículos eléctricos, tanto en el propio domicilio como en el trabajo, en carretera o en los centros comerciales. También progresa la infraestructura de hidrógeno. Daimler ha elaborado un plan concreto de actuación para Alemania en cooperación con sus socios en la Joint Venture H2 Mobility. Hasta finales del próximo año, la red de surtidores de hidrógeno debe crecer hasta un total de 100 estaciones. Hasta 2023 estará a disposición una red de hasta 400 surtidores de hidrógeno. En otros países de Europa, en EE. UU. y en Japón existen proyectos similares de infraestructura.